Los Diablos de ayer y de hoy

Escribo estas líneas a solicitud amable de un personero de “El Diario” que ha querido dedicar una de sus prestigiosas páginas a la rememoración del histórico 10 de Febrero de 1781, fecha cívica principal de Oruro, ciudad consagrada últimamente “Capital Folklórica de Bolivia” y coincidentemente la motivación de estos párrafos tiene conocimiento con el folklore orureño pues creo interesante decir algo sobre la evolución de la ya famosa Entrada del Sábado de Carnaval y en ella “La Diablada” que es la que concita la máxima expectativa popular.

09_Oruro_Oruro_Febrero10_1977

Por lo menos de diez años a esta parte, viene manifestándose en Oruro un interés verdaderamente eufórico y al parecer más y más creciente por aquella entrada carnavalera con sus tradicionales comparsas de “Morenos”, “Llameros”, “Cullahuas”, “Incas”, “Chunchus” y alguna más entre las cuales la de los “Diablos” es la más brillante, bailarina y ágil y la que el público mira con especial deleitación. Pero el caso es que no fue siempre así con los rutilantes diablos de nuestros días.

Apelando a mis recuerdos de los años de 1920, puedo decir que a diferencia de los diablos de hoy, tan numerosos, tan elegantes, suntuosos, costosamente ataviados y en cuyos conjuntos hay “gente bien”, los diablos del pasado eran gente de humilde escala social, en su mayoría matarifes, popularmente llamados “mañazos” y eran tan pocos que no formaban sino un solo conjunto. Con raras excepciones, iban pobremente ataviados con disfraces en los que la pechera y el faldellín estaban descoloridos y deslustrados porque a no dudar, el disfraz había servido ya para muchas entradas, más lo que recuerdo es que en aquel atuendo la camiseta y el calzoncillo de muchos de los diablos estaban tan sucios que al escribir esto, tengo la idea de que eran los mismos que el danzarín usaba a diario y no habían sido lavados vaya uno a saber cuánto tiempo. En el traje diablesco lo singular era la careta por lo pesado que debió resultar (quizás hasta unos 3 kilos) por estar fabricada de yeso. Los diablos de aquel tiempo, además iban armados de tridentes de hierro que los chicos de entonces llamábamos “trinches” que blandían amenazadoramente a tiempo que lanzaban su peculiar y mefistofélica exclamación “Aaaarrrrrr….”

Como hoy, la antigua diablada tenía también “osos”, “china supay”, “cóndores” y “monos”. ¡Oh los monos! Eran el terror de los chicos, vestidos de amarillo y portando largos chicotes se hacían temibles porque si bien los diablos solo amagaban con sus trinches, los monos pegaban en serio con sus chicotes por lo cual los chicos optábamos casi siempre por escapar o por lo menos ocultarnos al amparo de las personas mayores.

La entrada se la realizaba siempre a lo largo de la entonces “Avenida Colombia” (hoy 6 de Octubre). Cada conjunto iba acompañado de su caravana la cual a diferencia de las actuales que se arreglan en autos, se las disponía en mulas con orfebrería y platería acaso más genuinas que ahora y era conducida por el dueño de pintoresca apariencia porque iba emponchado en fina vicuña, la cara blanqueada por entero con “harina de Chile” y profusamente engalanado con serpentinas de vistosos colores y delicada fabricación pues eran importadas. No duraba mucho la entrada de aquellos tiempos, quizás una hora a lo más y se la podía presenciar cómodamente desde cualquier sitio de la Colombia porque a diferencia de lo que ocurre hoy, no se producían agolpamientos de muchedumbre, bloqueo de esquinas ni mucho menos era necesario “agarrarse campo” o “señalar sitio” desde días antes como sucede al presente en que a mayor abundamiento, hay que pagar por los “sitios estratégicos” de la Bolívar y la plaza 10 de Febrero.

No podía precisar si el año 1927 o 1928 pero recuerdo que por esa época, las autoridades comunales considerando que la costumbre de la entrada había mucho de vulgar, plebeyo y pagano, resolvieron suprimirla radicalmente. Por lo visto la tradición se impuso y hoy por hoy la poco menos que mundialmente famosa entrada constituye poderoso medio de incremento del turismo nacional.

En fin, cabe destacar el hecho de que los refinados y opulentos diablos de hoy, descienden de aquellos pobres diablos de antaño, ni más ni menos…

Por: Misael Pacheco Loma

Oruro, Febrero de 1977.

Oruro impreso en publicaciones del siglo pasado

Una compilación de imágenes relacionadas con Oruro, publicadas en el siglo pasado en las ediciones de algunos diarios locales y del interior. Amarillentos, maltratados por polillas y ratones, los viejos periódicos estaban a punto de convertirse en combustible para una fogata improvisada y algunos a punto de ser reciclados y vendidos por unas cuantas monedas pero antes, pensé que valía la pena rescatar algunas imágenes interesantes y armar un post para mostrarlas en orden cronológico.

01_La Patria_Oruro_Febrero10_1973Así saludaba el desaparecido diario “Presencia” de La Paz a Oruro en el aniversario 192 de la rebelión del 10 de Febrero de 1781. Publicado el 10 de Febrero de 1973.

02_Hoy_LaPaz_Febrero10_1974“Ferrari Ghezzi”, una de las empresas símbolo de Oruro en el pasado, le dedicaba una página entera de salutación al 10 de Febrero de 1974, misma que publicó el desaparecido periódico paceño “Hoy”. También lo hacía la Cervecería Boliviana Nacional con uno de sus productos hecho y envasado en Oruro, otro tradicional símbolo orureño de ayer, hoy y siempre.

02_Presencia_LaPaz_Feb06_1975Publicación de “Presencia” del 6 de Febrero de 1975 dedicada a Oruro. Muestra algunos elementos característicos de la región como la grotesca ilustración de una careta de diablo, las minas de plata y estaño metal del diablo que fueron base de la fundación de la ciudad, su economía y su crecimiento. También está una referencia a la pesca en los lagos Poopó y Uru-Uru, una actividad exclusiva de los Urus, antiguos habitantes de los suelos orureños.

03_Hoy_La Paz_Jun23_1975El 23 de Junio de 1975, el periódico Hoy”, publicaba una fotografía del club argentino de fútbol Boca Juniors en el antiguo estadio “Jesús Bermúdez” de Oruro antes de jugar un partido amistoso con la selección boliviana en 1975 previo a las eliminatorias para el mundial de fútbol de Argentina 1978. Algunos de esos partidos se jugaban en Oruro que era la una de las sedes de entonces.

04_Expreso_La Patria_Oruro_Feb10_1976Más elementos y personajes característicos de la ciudad de Oruro, sobran las palabras para describir las imágenes. Publicado en el desaparecido diario orureño “El Expreso” el 10 de Febrero de 1976.

05_LaPatria_Oruro_Feb28_1976“La Patria” de Oruro tenía un suplemento cultural en donde se publicaban artículos relacionados con la literatura y otras artes cultivadas en la ciudad, mismos que solían adornarse con dibujos como estos, una máscara de diablo y otra de moreno, íconos del grandioso Carnaval de Oruro. Edición del 28 de Febrero de 1976.

06_Presencia_LaPaz_Feb10_1976“Presencia” de La Paz publicaba suplementos especiales dedicados a las efemérides de los nueve departamentos de Bolivia. El 10 de Febrero de 1976 le dedicó una a Oruro con una imagen de la vieja Plaza 10 de Febrero en su portada. El cielo que se aprecia al fondo, hoy está cubierto por los edificios del Hotel Edén y el Banco BCP.

07_Expreso_Oruro_Febrero10_1976Tal como ocurre hoy en día, las instituciones locales saludaban la efemérides de Oruro publicando sus saludos en los diarios locales. Es el caso de la empresa que hacía posible la dotación de energía eléctrica para que los orureños desempeñaran sus actividades diarias. “El Expreso”, 10 de Febrero de 1976.

08_Oruro_Oruro_Febrero10_1977Otra empresa símbolo de Oruro en el pasado, la fábrica de calzados “Zamora” que así saludaba el 10 de Febrero de 1977, aprovechando para anunciar sus productos que eran cotizados en todo el país.

09_Oruro_Oruro_Feb10_1977Los saludos no sólo se limitaban a las instituciones locales, las instituciones de alcance nacional también saludaban el 10 de Febrero expresando su homenaje, admiración y buenos deseos para los orureños. La Empresa Nacional de Telecomunicaciones saludaba así a Oruro el 10 de Febrero de 1977. Además de mostrar una obesa careta de diablo que parece inyectada con bótox, muestra también un ícono orureño relativamente nuevo en ese entonces y hoy convertida en un verdadero clásico: la cuba de fundición de la planta metalúrgica ENAF en Vinto recientemente inaugurada a principios de los 70’s.

09_Oruro_Oruro_Febrero10_1977Esta fotografía acompañaba un simpático como gracioso artículo titulado “Los Diablos de Ayer y de Hoy” de Misael Pacheco Loma que transcribiremos y postearemos en un futuro y que originalmente fue publicado en un medio escrito del que sólo tenemos título y fecha: “Oruro, Edición Cívica”, Febrero de 1977.

11_La Patria_Oruro_Feb05_1978_P“Las Cuatro Plagas”, una de las leyendas que dieron origen al grandioso Carnaval de Oruro y una impresionante ilustración que se vé aún más espectacular en su tamaño original. La Ñusta protectora de los Urus dando pelea y batiéndose con una gigantesca víbora a la que partiría en dos, un lagarto al que decapitaría y un sapo al que convertiría en piedra más millones de hormigas que quedarían convertidas en arena. Juntos todos estaban a punto de concretar un espantoso genocidio comandado por el dios Huari cuyo objetivo era limpiar la tierra a los antiguos orureños por sus creencias cristianas. Publicado en el suplemento cultural de “La Patria” el 5 de Febrero de 1978.

11_Presencia_LaPaz_Feb04_1978Fotografía de una antigua careta de diablo, horripilantemente hermosa junto con otra careta más reciente de 1978 cuyo dueño por la capa de colores rojo y azul, imagino pertenece a la magnífica Diablada Ferroviaria. Publicadas en el diario “Presencia” el 4 de Febrero de 1978.

12_La Patria_Oruro_Feb05_1978Periódico “La Patria” en Febrero de 1978 publicaba esta caricatura/dibujo de una máscara de diablo, característica de la diablada orureña, ícono y razón de ser del Carnaval de Oruro.

13_Presencia_LaPaz_Febrero16_1980El 16 de Febrero de 1980 el diario “Presencia” de La Paz publicó un suplemento dedicado a resaltar las características de los carnavales de las diferentes regiones de Bolivia, por supuesto que el carnaval de Oruro tuvo un espacio especial con artículos y fotografías de las cuales pude rescatar esta.

14_La Patria_Oruro_Feb10_1982El suplemento cultural de “La Patria” en su edición del 10 de Febrero de  1982 publicaba las fotografías de dos personalidades orureñas importantísimas que enriquecieron la historia de Oruro con enormes contribuciones. Don Marcos Beltrán Ávila (izq.) estudió en 1912 los Archivos de Indias en Sevilla y sacó a la luz el “Manifiesto de Agravios”, un documento de 1739 que anticipaba la rebelión de Juan Vélez de Córdova en contra de los españoles desde la Villa de San Felipe de Austria (Oruro), la misma que fue frustrada antes de concretarse. Se trata de un movimiento libertario muy anterior a las guerras de independencia en América Latina. Por otro lado, don Adolfo Mier (der.) también  investigó los Archivos de Indias así como el Archivo General de la Nación en Buenos Aires para finalmente revelar los sucesos del 10 de Febrero de 1781 que hasta 1920 eran totalmente inéditos y permanecían escondidos para los orureños y bolivianos que hasta entonces creían en el 25 de Mayo de 1809 (Chuquisaca) como primer grito libertario en América Latina. Sobre tales sucesos, Beltrán y Mier sostuvieron una polémica discusión en los medios escritos de entonces, tema al  cual nos referiremos en otro post.

15_Cultura_Oruro_Julio_1984 “Cultura Boliviana” era una publicación que circulaba en Oruro cada semestre. El número 43 que salió en julio de 1984, publica un dibujo que sintetiza a los actores y personajes del Carnaval de Oruro acompañado de su tradición minera. Del autor sólo tenemos la firma al pie de su obra.

16_Presencia_LaPaz_Febrero10_1987Una interesante composición mostrando la bocaza de una careta de diablo como la entrada al socavón de una mina y a un minero cargando el metal del diablo en un vagón, todo al lado de otro ícono orureño: El Faro de Conchupata. Saludo al 10 de Febrero  de 1987 cortesía del desaparecido Banco Boliviano Americano (BBA) que la hizo publicar el 10 de Febrero de 1987 en el periódico “Presencia” de La Paz.

17_LlajtaymantaData y origen de esta fotografía no la tengo a mano, sólo sé que la recorté de algún periódico en una edición publicada a finales de los 80’s o principios de los 90’s. Pertenece a los queridos y entrañables Llajtaymanta, en aquel entonces muchachos humildes que solo se preocupaban por hacer buena música. Son otro ícono orureño de ayer, hoy y siempre junto con Andino, Raíz Ancestro y Sinchilaya quienes protagonizaron inolvidables peñas folklóricas. “Cárcel de Amor” es un verdadero clásico, un himno sentimental, la mejor balada folklórica que este servidor haya escuchado jamás y que no ha visto superada hasta el día de hoy. Quizás la cueca de Neyza “Por Las Calles de Oruro”…

peter12

Salud ORUREÑOS !!!

Cielos de Oruro (Conchupata y Corazón de Jesús)

Lo interesante de esta colección de imágenes no son tanto las que muestran a la ciudad misma, sino el aspecto del cielo que se levanta sobre ella y cómo se va transformando mientras pasan las horas y avanza la noche. No está mal para los 2 mega pixeles de resolución de la NOKIA C2.

1_concha00

Son casi las siete de la noche en el mirador del Faro de Conchupata. Después de una ligera lluvia, sale el sol sobre el cielo que cubre la zona Este de la ciudad en cuyo fondo resalta una cadena de cerros a cuyos pies están el aeropuerto Juan Mendoza y la metalúrgica Vinto sobre los cuales comienza a formarse un interesante cuadro que pinta una curiosa agrupación de nubes con matices blancos y grises sobre lienzos azules.

1_concha02

Giramos ligeramente la cámara hacia la zona Noreste de la ciudad donde el cielo aún está “limpio” pero comienza a “ensuciarse” con las nubes que arrastra el viento desde allí.

1_concha03

1_concha04

Volvemos a girar la cámara hacia la derecha y ahora las nubes comienzan a descender y agruparse adquiriendo tono grises oscuros que se hacen más profundos en lo más alto del cielo degradándose cuando empiezan a tocar la cima de los cerros del fondo detrás de los cuales hay todavía un cielo azul despejado.

1_concha05

1_concha06

2_ava00

Imágenes del Parque Avaroa y calles adyacentes donde el grupo de nubes comienza a tomar tonos más claros que tienden a un amarillo rojizo como se muestra en el fondo a la izquierda del Faro de Conchupata.

2_ava01

2_ava02

2_ava04

2_ava05

2_ava06

cor00

Se hace más interesante a medida que se acerca la noche. El amarillo rojizo domina el cielo e impregna el cuadro que muestra la zona Este y Sudeste de la ciudad sobre las cuales comienza a pintarse un tímido arcoíris arriba a la derecha.

cor01

cor02

cor03

cor04

Y mientras tanto, éste es el aspecto que muestran la zona Central y Oeste de Oruro.

exp00

A esta imagen la llamo “La Gran Explosión”. En efecto, es similar a las explosiones que protagonizaron no hace mucho algunos volcanes en Islandia solo que aquí en lugar de lava tenemos nubes. El fondo corresponde a la zona Noreste de la ciudad, impresionante sobre todo si se comparan a imágenes anteriores en la misma zona en las cuales las nubes aún no habían hecho “explosión”. Un título alternativo sería también “La Gran Tormenta”.

exp01

El cerro de San Pedro en la zona Norte junto a “La Gran Explosión” en la zona Noreste en donde la oscuridad de la noche está más acentuada que en los cielos del norte en donde aún parece el atardecer. A medida que giramos la cámara hacia la derecha, el cuadro en efecto se parece más a una gran tormenta.

exp02

exp03

exp04

exp05

exp06

exp07

exp08

exp09

exp10

exp11

exp12

exp13

verticalComp

Son casi las 8 de la noche y este es el último cuadro de la noche, la imagen de nuestro Señor Jesucristo con los brazos abiertos y el cielo rojizo sobre el centro de la ciudad contrastando con el azul que todavía se ve sobre el sur, justo sobre la imagen de nuestra Virgen del Socavón.

wertical

Más imágenes de nubes sobre el cielo de Oruro

Fotos de mi vieja NOKIA 1680-B

Las primeras áreas verdes en la ciudad de Oruro

Recuerdo con cariño y nostalgia al Ing. Miguel Vargas Mújica, catedrático de la Facultad Nacional de Ingeniería y las tantas charlas placenteras con las que acostumbraba amenizar sus clases en las calurosas tardes veraniegas de los viernes. En una de ellas hacía referencia al origen del nombre del Parque de la Unión Nacional en la ciudad de Oruro que según contaba él, era antes uno de tantos pedazos de tierra considerados estériles por muchos orureños que vivieron allí en la primera mitad del siglo 20, algunos de los cuales sin embargo no se resignaron a seguir viéndola de esa forma y tuvieron la interesante iniciativa de invitar a otros orureños residentes en cada uno de los nueve departamentos del país a traerse ejemplares desde aquellas regiones para plantarlos en el lugar en cuestión y formar así un área verde que tiempo después se convertiría en el hermoso parque que vemos hoy el que apropiadamente fue bautizado como el de la “Unión Nacional” pues arbolitos mediante, en este parque está representada toda Bolivia desde Tarija hasta Pando, desde Santa Cruz hasta Potosí que tienen allí en ese parque una especie de “embajada verde” como diría el Ing. Vargas, que Dios lo tenga en su santa gloria.

arrbol03

La historia de los primeros árboles plantados en Oruro, tiene sin embargo un origen anterior que se remonta a los primeros años de la década de 1900. Como bien sabemos, la minería de la plata y la minería del estaño marcaron una época dorada en la vida de esta ciudad en un período comprendido entre el anochecer del siglo 19 y el amanecer del siglo 20 en el cual la consideraron Capital Industrial de Bolivia pues era Oruro una ciudad pionera que lo estrenaba todo antes que las demás: pavimento, correos, telégrafo, servicio ferroviario, equipo de fútbol, campos de golf, etc. todo menos parques y áreas verdes. (¿?)

Oruro pueblo minero por tradición, está situado en medio del estéril y desértico altiplano de los Andes a poco mas de 3700 metros sobre el nivel del mar, rodeado de cerca por una serie de cerros elevados y sin ninguna vegetación como el San Felipe, el San Pedro, el Santa Bárbara, el Cochiraya y otros cerros pardos, rojizos o grises que después de siglos de explotación, aún contienen entrañas de metal en su interior.

El clima de la región en donde soplan vientos ásperos y helados es rudo, frígido, inclemente, hostil. Es posible que todos estos factores sumados a la aridez del terreno hayan desmoralizado a los orureños de entonces en su ánimo de levantar jardines, parques públicos y áreas verdes que nunca jamás se vieron desde la fundación de la ciudad en 1606 por don Manuel Castro y Padilla. Cuentan que muchos orureños vivieron y murieron en su tierra natal sin haberle dado a sus ojos el maravilloso regalo de ver un parque sembrado de árboles, algunos de ellos simplemente se consolaron con ver al único arbolito que existía en la zona de Chiripujio, cerca al cerro de la Víbora en un lugar al que llamaban Alamasi a donde se trasladaban los orureños a pie o a caballo en los días de fiesta y regocijo.

Aun cuando el ritmo de progreso de la ciudad en muchos campos era notable, algunos ciudadanos sintieron que había un vacío, que faltaba algo y ese algo eran los árboles y las plantitas ornamentales. Fue menester entonces resolver tal privación de la manera más heroica. En los primeros años de la década de 1900, el presidente del Concejo Municipal de Oruro Dr. Manuel Abel Elías, tuvo la iniciativa de enviar una comisión hasta Cochabamba la misma que estaba compuesta por el intendente don Arístides Luján y el administrador de mercados don Zenón Quintanilla quienes hicieron las gestiones en la ciudad del valle para obtener los primeros brotes de arbolitos y trasladarlos en carretas hasta la ciudad en un viaje que fue sacrificado, lleno de penuria y sufrimiento que tuvo sin embargo su feliz recompensa al verlos luego plantados en las jardineras de las plazas 10 de Febrero y Manuel Castro de Padilla, algunos de los cuales podemos verlos hoy convertidos en hermosos árboles de regular estatura. De esta forma se callaron las voces de muchos ciudadanos escépticos, la mayoría no orureños algunos que maliciosamente enunciaban anecdóticos y proféticos comentarios sobre la imposibilidad de crear una eventual población forestal en la ciudad de Oruro.

arbol00

Los primeros árboles traídos desde Cochabamba plantados en las jardineras de plaza 10 de Febrero en una fotografía de 1904 y abajo en plaza Manuel Castro de Padilla en una fotografía de 1907 donde se los ve bastante crecidos.

arbol01

Al respecto recuerda y reflexiona un notable escritor boliviano de la época en una de sus publicaciones elogiando este acto de nobleza y fuerza de voluntad de los orureños:

“De un gran lujo estaba privado hasta hace poco el orureño, no sabía lo que era un árbol porque esa cosa maravillosa que es el árbol no viene sola en las estepas barridas por vientos de tempestad y ha de merecer cuidados especiales, diligentes y de buena voluntad y tenacidad constantes para alcanzar vivir junto al hielo de las neveras que congelan y del sol meridiano que tuesta porque luce en un cielo de divina transparencia y jamás velado por la tupida cortina de la niebla. Y hoy los orureños lucen árboles en sus calles y plazas y el árbol tiene allí un lenguaje de magnífica elocuencia porque habla de voluntad, energía, valor y decisión y de sentimientos finos y delicados y refinados porque el amor al árbol sólo nace cuando se ama la belleza y la armonía en la naturaleza y se siente el respeto por las cosas que duran más que la pobre vida humana.”

                                                                                                             (Alcides Arguedas, 1909)

Hace 11 años un 1º de Octubre de 2002, tuve la enorme satisfacción junto con algunos camaradas de la carrera de Ingeniería de Sistemas e Informática, de plantar mi primer arbolito: un ejemplar de pino en uno de los espacios destinados a la entonces nueva área forestal de la Facultad Nacional de Ingeniería en el campus de la Ciudadela Universitaria de Oruro. Hoy resultaría imposible reconocer cuál de ellos es mi pino y tampoco recuerdo a quienes estuvieron conmigo aquel día pero vaya un abrazo en este mes del árbol para todos aquellos que plantaron su pino aquel día y para todos vosotros que habéis plantado un árbol alguna vez.

Documentos consultados

- Apuntes de clase, Ing. Miguel Vargas Mújica. Facultad Nacional de Ingeniería (Verano de 2002).
– “Oruro del 900”, Jorge Fajardo. “Oruro” publicación cívica (10/02/1977)
– “Pueblo Enfermo”, Alcides Arguedas. Barcelona, edición 1909.

arrbol04

arrbol07

Plaza “10 de Febrero”

arrbol08

arrbol06

Plaza Manuel Castro de Padilla

arrbol05

Plaza Sebastián Pagador

arrbol02

Plaza de la Ranchería

Blanco fin de semana en Oruro

Aislados y sin energía en la casa: así nos dejó la nevada caída sobre Oruro la noche del viernes y madrugada del sábado. Una mañana fría con un sol tímido que no alcanza a calentarnos las manos y menos a derretir la nieve que no nos deja ir a comprar pan. Es cierta la clásica frase que escuchábamos de niños cuando decían que “los adultos sufrimos con la nieve y los únicos que se divierten son los perros y los niños”. Hemos intentamos sacarle partido a este contratiempo y cruzamos la puerta que conecta a la calle arriesgándonos a resbalar o caer en algún charco cubierto de nieve para intentar unirnos a niños y perros y disfrutar como ellos de este temporal que por suerte nos ha pillado en un fin de semana. Tal como pasó en la anterior nevada caída en junio, tampoco tenemos cámara para registrar imágenes, esta vez por el corte de energía que no permite recargar la batería pero está la cámara de mi semi – inteligente NOKIA C2 y vamos a probarla a ver cómo nos va. Imágenes valen más que palabras…

nieve00

nieve02

nieve03

nieve04

nieve05

nieve06

nieve07

nieve08

nieve09

nieve23Un servidor, Whisky el regalón de la casa y mis padres Daniel y Flora con Whisky y el santo de nieve.

También pueden ver las imágenes de la nevada de septiembre de 2010 en Oruro.

La entrada del primer ferrocarril en Oruro (Parte II)

La construcción del ferrocarril Antofagasta – Oruro duró casi 20 años, su extensión total era de 924 kilómetros de los cuales 564 Km. correspondían al tramo desde la frontera entre Chile y Bolivia hasta la ciudad de Oruro. Los costos globales en este tramo sumaron alrededor de las 750 mil libras esterlinas que cubrieron el tendido de las vías, mano de obra, equipo, materiales y otros. Antes de proceder a la inauguración, el ministro de gobierno y Obras Públicas general Telmo Ichazo realizó una inspección de avance de obras y decidió el 11 de abril de 1882 en Uyuni que la inauguración del ferrocarril se haría en la ciudad de Oruro. Posterior a esto el gobierno le pidió un informe detallado a la jefatura del Cuerpo Nacional de Ingenieros de la República, oficina que expidió un documento fechado el 1º de mayo de 1892 en el cual se expresaba la solidez con la que la línea había sido construída, siendo el material rodante y el de tracción de buena fábrica, ponderando además el aire de elegancia y sencillez de todas sus estaciones. En resumen el ferrocarril estaba en condiciones de brindar un servicio satisfactorio.

Un día antes de la inauguración, Oruro ya experimentaba un gran movimiento de gente en la ciudad a la que además concurrió gente de los pueblecillos y las villas aledañas, atraídas por la novedad del espectáculo anunciado. Era entonces la Real Villa de San Felipe de Austria un pueblo con todas las apariencias de una aldea grande tanto interior como exteriormente, la ciudad estaba enclavada en medio de la llanura gris, pelada de vegetación y al pie de unos cerros chatos y horadados por los túneles de las minas. Sus calles eran estrechas, la mayoría de ellas carecían de aceras aún en los puntos más céntricos, muchas ni siquiera tenían empedrado y en tiempos de lluvia se convertían en arroyos que se formaban con las aguas fluviales que corrían convirtiendo el piso en lodazales y charcos que se entraban por las puertas al interior de las casas. Tampoco se conocían los servicios de alumbrado eléctrico, alcantarillado ni agua potable, el agua era casi un artículo de lujo pues la traían desde muy lejos y había que comprarla por cántaros. Las más de las casas eran solo de planta baja y pocas habían de dos pisos, los techos eran comúnmente de paja y las paredes de adobe desmesuradamente gruesas, servían para preservar el interior del frío intenso que era permanente en ese desierto de la meseta andina cuya elevación es de 3715 metros sobre el nivel del mar.

Con una población escasa de 12 mil habitantes, la vida era dura por su falta de variedad, emociones y comodidades. La gente solo vivía en la labor jornalera acumulando poco a poco bienes que después gozaban con mesura y parquedad ya que el medio no era propicio para un gran derroche. El vivir del orureño era lento, monótono, regular. De día trabajaban en las oficinas de los ingenios o el interior de la tierra extrayendo metales, en la tarde se reunían en las cantinas o en algún círculo herméticamente cerrado para evitar el polvo que el viento siempre violento y continuo levantaba de la arenosa llanura y lo arrojaba al caserío de la modesta ciudad para hacerla viajar por las calles sin empedrado, cubriendo todo con el color parduzco de las cosas viejas. Ya en la noche eran el andar y los paseos modestos, quizás la charla con amigos íntimos en un salón sin hogar y sin lumbre, pobremente iluminado con bujías o lámparas de petróleo, vagando por los asuntos ordinarios del día, los comentarios sañudos y procaces de las debilidades de cada uno, las discusiones acaloradas e iracundas de los trajines electorales y así día a día. Esta rutina diaria cambiaría el 15 de mayo de 1892.

ArceTren04

Aquel día hubo fiesta en Oruro. La ciudad despertó con las dianas militares desde el amanecer, se preparaban los desfiles, los escolares correteaban ansiosamente y se alistaban fiestas pomposas con la asistencia de miles de personas que se reunieron en la plaza principal para recibir el ferrocarril, una moderna tecnología que tenía capacidad para transportar centenares de pasajeros y decenas de toneladas de carga, en un solo viaje. Era el vehículo más moderno de la época, después del barco a vapor.

La ceremonia de inauguración estaba organizada con una solemnidad igual de pomposa, típica de los gobernantes criollos que gustan de mostrar sus obras de esta forma. El palacio de gobierno en la plaza principal de Oruro estaba profusamente adornado y embanderado para la circunstancia, en aquel sitio estuvieron congregados el presidente de la República, doctor Aniceto Arce vestido con un traje ceremonial con su banda tricolor en el pecho y un sombrero de dos picos con enormes plumas de colores de la bandera nacional; los ministros de Estado, los ministros de Francia y el Perú; el prefecto de Oruro, Zenón Dalence; el cónsul de Inglaterra, Juan Barnett; el comandante general del ejército, Ramón González, el ingeniero constructor del ferrocarril, José Heusler; y muchos otros funcionarios públicos y delegados, con un gran concurso del pueblo de Oruro.

Hasta la una de la tarde estaban ya instaladas provisionalmente las rieles desde la estación para permitir la llegada de las máquinas hasta la calle Gobierno (hoy Presidente Montes), los últimos tramos habían sido incluso asegurados con clavos de oro. Una hora después, a las 2 de la tarde del 15 de mayo de 1892, entraron bajo la portada triunfal en puertas de palacio las locomotoras bautizadas con los nombres de “Arce”, “Oruro” y “Cochabamba” cargando tras de sí diversos carros y bodegas lujosamente adornadas de banderas y flores. Antes de martillar simbólicamente el último clavo de oro sobre el último riel, el presidente Arce profundamente emocionado y casi al borde de las lágrimas pronunció este significativo discurso a su auditorio:

ArceTren06“Esta es señores, la primera fruición que halaga mi espíritu, durante el largo período que llevo consagrado a las penosas labores administrativas. Está realizada mi más grande aspiración desde que aprendí a servir y amar a la Patria buscando para ella los medios efectivos de su engrandecimiento. Veo aquí, en el centro de Bolivia, el primer ferrocarril que viene a anunciarnos una gran transformación, vigorizando nuestras fuerzas sociales.

Sabéis, señores, que mi intervención en la política ha obedecido únicamente al deseo de procurar la prosperidad del país por medio de una línea férrea que facilite sus relaciones con los mercados extranjeros. Sabéis, si he buscado el poder, ha sido con ese propósito, para cuya ejecución he omitido esfuerzos y sacrificios.

Me siento satisfecho al contemplar mi obra terminada y estoy ampliamente indemnizado de las contradicciones con que la pasión, unas veces y otras la ignorancia, se propusieron sentarme el camino hacia este grandioso fin.

He luchado no solamente con la naturaleza que se opuso tenazmente a mi proyecto, sino también con vosotros que pensabais que abría un camino para nuestros pasados enemigos, los chilenos. Pero mis esfuerzos no eran para eso, eran para que el progreso llame a nuestras puertas y conduzca a nuestra Patria a un futuro de eterna grandeza.

El pueblo de Oruro que por su ventajosa topografía ha de alcanzar en remoto tiempo un gran desarrollo, ha sido el primero en recibir los beneficios del ferrocarril. Empero, este clavo que tengo la honra de fijar al término de la nueva línea, no será el último, porque ella se ha de prolongar a los demás departamentos, llevando la fuerza y la vida hasta los confines del territorio en el departamento del Beni.

¡Señores: que el día de hoy sea el principio de nuestra regeneración!. Dejemos que Bolivia se levante por la industria que se vigoriza por el trabajo que ennoblece y por el orden y la paz que hacen grande y fuerte a los pueblos. Y ahora si quieren… pueden matarme”.

Dicho esto y entre algunas risas, aplausos, silbidos, vivas y gritos eufóricos, el presidente Arce se arrodilló y golpeó remachando el último clavo de oro al mismo tiempo que sonaba el choque de percusión seguido de la diana de la banda junto con las cual resonaron como un sollozo estas palabras suyas: “Si hice bien, fue solamente por cumplir con mi deber, y si hice mal aquí me tenéis… mátenme pero llenada está mi tarea”

Así de esta forma se inauguró en Oruro el servicio ferroviario en la república, así de esta forma Aniceto Arce Ruíz pasó a la página más gloriosa y verdaderamente revolucionaria de la historia boliviana efectuando el proceso de cambio más importante para el país en uno de los peores momentos por los que atravesaba Bolivia en los cuales imperaba una mayúscula crisis económica y política a pocos años de librada la Guerra del Pacífico en 1879. Desde entonces Arce y tren son prácticamente un sinónimo.

Después de aquel 15 de mayo de 1892, el ferrocarril cumplió un rol importante en la creación de actividades de apoyo y asistencia en las comunidades por donde pasaban las rieles donde en algunos casos el tren hacía paradas obligadas, permitiendo de a poco el crecimiento de las poblaciones en la ruta y vinculando al país y a sus productos con el mundo.

Sin duda fue la mayor contribución de la minería de la plata al desarrollo de Bolivia, la construcción del ferrocarril Antofagasta – Oruro que abarató los costos de transporte al Pacífico contribuyendo de esta forma al desarrollo de la minería boliviana, promoviendo la industrialización de las minas, haciendo posible la explotación de nuevos yacimientos de plata y de nuevas riquezas minerales como el estaño de Oruro y Potosí que sostuvieron la economía del país y le dieron de comer a los bolivianos por más de 80 años.

ArceTren05

Notas curiosas.

-          El presidente Arce está inmortalizado en un monumento en la plaza principal 10 de Febrero de Oruro.

-          Uno de los colegios más prestigiosos en Oruro y Bolivia lleva el nombre del presidente Arce.

-          El puente colgante sobre el Río Pilcomayo entre Potosí y Chuquisaca lleva el nombre del presidente Arce.

-          El Barón del Estaño, el minero Simón I. Patiño fue uno de los beneficiados con el ferrocarril de Arce.

-          La oposición impidió la ampliación del ferrocarril de Arce a La Paz que no avanzó un metro hasta 1900.

-          El ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada vendió el ferrocarril a la chilena “Cruz Blanca” en 2003.

-          El escudo del departamento de Oruro luce una locomotora de finales del siglo XIX.

-          Antofagasta & Bolivian Railway Co. suspendió el servicio ferroviario desde Antofagasta el 1º. de Febrero de 1959, tras la nacionalización del ferrocarril a raíz de la Revolución Nacional del 9 de abril de 1952.

-        El ferrocarril está tan arraigado en Oruro y en sus habitantes que existe en la ciudad un Barrio Ferroviario, una Escuela Ferroviaria, un club de fútbol muy tradicional llamado Ferroviario e incluso una Diablada Ferroviaria, prestigiosa institución que participa en el famoso Carnaval de Oruro y que pasea por el mundo la riqueza cultural de Bolivia.

 

Documentos consultados

“La entrada del primer ferrocarril a Oruro” Alcides Arguedas“La Patria” Oruro (10/02/1982)

“El Ferrocarril de Antofagasta a Oruro” de Luis S. Crespo, “El Diario” La Paz (18/06/2012)

“Historia de los ferrocarriles bolivianos” de Rómulo Elío Calvo Orozco

La entrada del primer ferrocaril en Oruro (Parte I)

Toda una experiencia religiosa en Oruro…

… era visitar y vivir su Carnaval año tras año, una experiencia única pues aquí el carnaval era mucho más que la diversión y los desenfrenos típicos de los últimos 20 años pues todo tiene un origen y una motivación de carácter exclusivamente religioso lo que lo convierte en algo único y especial en el mundo. Ahora los devotos de la Virgen del Socavón son como el quirquincho orureño: una especie en vías de extinción. Así de esta forma pueden resumirse todas las penas y nostalgias de don Pablo Vargas, un viejo minero declarado así mismo como uno de los pocos devotos verdaderos de la virgencita que quedan. Él empezó a recordar algunas cosas después de vaciarse media botella de alcohol en su garganta en pleno interior mina y soltó un interesante testimonio que transcribo a continuación con todas las frases, términos y con toda la fidelidad del relato que me es posible recordar pues la otra mitad de la botella me la vacié yo en mi garganta…

blogIglesia

“Si uno baila o no, eso lo decide la virgencita, vos puedes tener la más firme voluntad para hacerlo pero no basta con eso. Al final lo decidirá la virgencita y nadie más porque a mí me dejó bailar en la morenada desde mis 24 años, te estoy hablando de 1970 hasta mis 53 años que es cuando mi hija menor entró a la universidad en Oruro porque La Paz era muy caro. Logré con harto esfuerzo ahorrarme lo suficiente para pagar la universidad de mi hija y también para seguir bailando en la Morenada COMIBOL pero ese año mi hijo mayor tuvo un accidente en el camino cuando venía de la mina de Viloco para visitarnos en año nuevo y tuve que pagar los gastos de su curación en el hospital de Oruro y dejar de bailar ese año. Al otro año fuimos nosotros a visitarle a mi hijo mayor a Viloco para año nuevo y nos quedamos en su casa de La Paz todo el mes de enero. Yo estaba listo y con ganas de volver a bailar pero no pude llegar a Oruro ni para los ensayos siquiera porque antes de ser presidente este desgraciado del Evo había hecho bloquear los caminos con sus cocaleros en su gobierno del Banzer. Yo lo hubiera hecho matar allí mismo con mis soldados así no estaríamos renegando tanto hoy día pero por algo siempre la virgencita no ha querido. En Oruro lo declararon enemigo ese año porque perjudicó el carnaval y la llegada de los turistas. Después al otro año yo me he enfermado de los huesos bien feo me dolían y aún así yo quería seguir bailando pero mi hija me ha dicho que ya basta de bailar, que la virgencita ya no quiere que yo baile nunca más y así resignado tuve que hacerle caso a las dos y dejar de bailar para siempre. Más todavía cuando a fin de año me he quedado viudo.”

“Bien bonito siempre era antes, bien lindo. No había pues todos los problemas de ahora porque antes las autoridades no se metían y no peleaban por sonseras como ahora. No habían esos k’aras, esas imillas y llock’allas maleducados que ahora bailan por alaraquear o explayarse delante de sus familias o sus amigos, a las negras les gustaba coquetear pero se ponían muchas enaguas y apenas se podía ver su calzón. La gente de antes bailábamos por la virgencita con cargamentos, velas, incienso y todo pero ahora qué pues… ahora la gente que baila son puro maricones, pura chotas coquetas y hasta los politiqueros se meten, ahora el carnaval es para los que tienen plata, antes la gente se sacaba sus banquitos y sillitas a la calle y se veía tranquilita sin que nadie les moleste ahora si quieres ver tienes que pagar y que pues la gente pobre va tener 200 pesos para un asiento. Nosotros para ver los conjuntos nos comprábamos refresquito, pasankalla, pancito con plátano nos comíamos, cuando pues se ha visto cerveza y tanto borracho como ahora, acaso se farrea así en semana santa ¿?… a mi me da mucha pena por eso ya no veo ni por la televisión, pero espérense no más que algún día la virgencita se va enojar y les va hacer pagar a toda esa gente que está haciéndose de plata en su nombre. Yo no sé para que le están haciendo ese su monumento tan grande y tan feo allá arriba, ella reniega porque no le gustan esas cosas más bien ojala que la mamita sople y sople y lo haga caer encima de toda esa gente. Ahora la gente va querer ir allí no más para rezarle y pedirle pero qué les va escuchar ese monumento y encima tan caro han debido gastar en vez de darle a los pobres que se sientan en la puerta de la iglesia.”

blogVirgen

“Cuando vayas a la iglesia tienes que hablarle bien humilde, ir hasta su altar y pedirle por vos, para tu familia y para todos tus seres queridos. Igual no es necesario que te humilles y te arrodilles delante de ella, la mamita igual se da cuenta cuando eres sincero y pides de corazón y si le pides sincero ella te va a dar lo que le pides pero tampoco te va hacer caer todo del cielo. Ella solo te va a guiar y te va dar sabiduría en todas tus decisiones que tomes para que te vaya bien. Cuando termines y te vayas nunca le vas a dar la espalda en su delante para que no se enoje por si acaso. Bien linda y popular es la mamita, hasta se han encontrado con el papa cuando ha venido a Bolivia y ha venido incluso hasta Oruro para bendecirnos. Ahí al lado vas a ver su foto del papa bien lindo con su casco puesto como minero de verdad. Nosotros hemos venido a Oruro para poder verlo de cerquita y hemos visto como los diablos y morenos le han recibido bailando en el aeropuerto mientras saludaba de paradito a la gente desde su auto blindado antes de llegar a su altar para hablarnos. Era italiano dicen pero igual bien bonito nos ha hablado en castellano bien habladito y nos ha hecho llorar siempre. Ese casco le ha regalado ese minero de Oruro llorando y hemos llorado mucho también aquellas veces por culpa de ese mono de m… que ha hecho llorar tanto minero y tanta gente relocalizada. Nunca me voy a olvidar… ”

El papa al que se refiere don Pablo no es otro que Karol Wojtila (Juan Pablo II) el papa polaco que visitó Bolivia y Oruro en 1988 y el mono de m… no es otro que don Víctor Paz Estenssoro, presidente de Bolivia en ese entonces, responsable del famoso decreto 21060 que sacrificó a unos cuantos miles de mineros para salvar a millones de bolivianos de la monstruosa crisis económica que amenazaba con destruír el país.

blogPinturas

“Yo no les creo a esa gente que entra de rodillas a la iglesia, serán pues unos cuantitos los que son sinceros y van de corazón a rogarse y pedirse de la virgencita. Igual si vos no crees ni tienes fe por lo menos debes darle las gracias por hacerte comer, por hacerte tomar y por hacerte bailar. Quisiera que sea como antes cuando no venía tanta gente de afuera a molestar y a ensuciar las calles. Además qué pues le importa a la virgencita si vienen los gringos o no, a ella no le importa que su fiesta o el carnaval sea patrimonio del mundo, a ella no le importa que se lo hagan un monumento de 100 metros en la punta del cerro, a ella no le importan las ropas millonarias que se pone la gente para bailar, a ella lo único que le importan son los POBRES. Monumentos, turistas, patrimonios, esas cosas lo han arruinado mas todavía su fiesta de la virgencita y la gente cree que con esas cosas ella les va bendecir… MENTIRA. Peor va ser peor les va castigar a esa gente por ser tan orgullosa y tan creída. A ella solo le importa la gente pobre, ella es feliz con que compartas lo poco o mucho que tienes con ellos nada más. Basta con que se lo reces, le seas fiel, le des una ofrendita y se lo bailes de corazón. No vale que vos te aproveches de ella solo para aparecer en la tele y las fotos. Además ¿Sabes lo que le ha pasado al Alfonso Belarmino no? Era de esos rateros buenos que les quitaba a los ricos y a los millonarios para darle a los pobres y por eso mismo tanto le ha cuidado la virgencita por eso que nunca nadie le ha pillado más bien por sonso no más se ha hecho matar por culpa de una chota pero ha muerto felíz y con la bendición de la virgencita por haber cuidado de los pobres quitándole a los ricos que son igualito que toda esa gente de ahora que tanta plata tienen para gastar para tomar y para bailar en carnavales sin tener fe y sin darle alguito a los pobres. Ahora si vos tienes casa, auto y tienes plata gracias a la virgencita entonces tienes que compartir y darle algo a los pobres y a los que no tienen nada o tienen poco porque no es así pedir por pedir no más. Si la virgencita te da tienes que compartir y no decir el resto qué me importa.”

Interior mina San José (Oruro), viernes 3 de agosto de 2012

Cabe mencionar como hecho curioso que todo este relato acerca de la virgen estaba desarrollándose delante de una grotesca y deforme imagen del no menos famoso “Tío de la Mina” a quien los demás mineros también le rendían honores prendiéndole cigarros de cuando en cuando y derramando mixtura y alcohol sobre lo que parecía ser su cabeza. Don José Gabriel Villarreal, ingeniero de minas también tiene su versión acerca de este interesante ritual paralelo pero antes toca abrirnos otra botella de alcohol…

blogAltar

blogGiants

Cielos de Oruro (Mirador de la Virgen)

Hay que ver cómo bailan las nubes en el cielo de Oruro… y cómo se enciende cuando la noche está más cerca. Imágenes de mi vieja SONY desde el lugar donde se construye una gigantesca imagen de la Virgen del Socavón. Imágenes valen más que mil palabras…

beg00

beg01

Finalmente ha dejado de llover y es hora de que salga el sol. Imágenes del Norte, Centro y Noreste de la ciudad, un arcoíris y las nubes que comienzan a bailar en la pista del cielo teñida de amarillo rojizo.

beg03

beg04

beg05

El cielo comienza a “arder” y el cuadro que muestra la ciudad también refleja el “fuego”

beg07

beg09

beg10

beg12

peter00

peter01

peter02

peter03

peter05

peter06

Un servidor con un fondo formado por un cielo “en llamas” y el cerro San Pedro en el Norte de la ciudad.

peter07

peter08

peter09

peter10

peter11

peter12

peter13

peter14

peter15

peter16

El “fuego” se apaga mientras la noche se acentúa. Linda forma de pasar la tarde de este último sábado de 2012 y ya no hay señales de la resaca del día anterior.

peter17

Más imágenes de nubes sobre el cielo de Oruro

Imágenes tomadas con mi vieja Nokia 1680-b

Lo mejor de Bolivia se muestra en Oruro

Hasta el día en que Bolivia tenga una economía de primer mundo, sistemas de salud y educación de primera o tecnología de punta craneada y manufacturada en el país, lo mejor de Bolivia seguirán siendo su música, danzas y tradiciones. Y hasta que el mundo llegue a su fin, lo mejor de Bolivia seguirá mostrándose en Oruro: la Zona Cero del folklore de Bolivia.

Finalmente nos la arreglamos para llegar y presenciar este botón de muestra que fue el primer convite del Carnaval de Oruro 2013. Tarde, muy tarde (23:08 en el reloj del móvil) llegamos a la Avenida Cívica con la esperanza de ver algo de lo que restaba de la maratón de baile y devoción que empezó temprano en la mañana del 11 de noviembre de 2012. Faltaban por entrar tan sólo tres conjuntos de los más de 48 así que nos perdimos de la gran mayoría pero eso sí: ninguno nos decepcionó empezando con los caporales de la Universidad de San Simón de Cochabamba que debieron ser uno de los primeros en entrar por la mañana por el “castigo” impuesto por la ACFO. Luego se aclaró que no hay vínculo alguno entre los dos conjuntos de caporales así que toda duda quedó despejada.

 

Después una bonita sorpresa: un grupo de chicas muy alhajas y chicos pintudos cantando y bailando al ritmo de lo que parecía ser una tarqueada. Por los colores (rojo y azul) que lucían creí que se trataba de algún conjunto de la universidad pero a la pregunta de “¿Where are you?” o “¿Where you come from?” respondían bailando: “We are chicheños”, “Tupiza !!!” y el entusiasmo y la alegría eran tan pegajosos que no pude entrar en mayores detalles tales como si lo que escuchábamos era en efecto una tarqueada tocada con tarkas o pinkillos. Solo atiné a responderles: “Welcome to Oruro…”. Así no más es: Oruro reúne a toda Bolivia en su carnaval, a toda su gente y a todas sus regiones: Yungas, el Chaco, oriente, occidente, norte y en este particular caso al sur de Bolivia.

Y hablando del sur y del chaco boliviano, más chicas alhajas y chicos pintudos bailando chacarera en lo que fue el último conjunto en pasar por la Avenida Cívica y en darle el saludo a la Virgen del Socavón. El reloj del móvil marcaba casi la media noche y sería lo último en mostrar pues la batería no daba más así que fué imposible ya registrar alguna otra imagen. No puedo negar que al verlos bailar chacarera me entran ganas de tener algunos años menos y meterle con todo en alguna maratón de chacarera en el mismísimo Chaco boliviano. Así pasó nuestro primer convite para 2013, vinimos tan solo para ver tres conjuntos pero pasamos tres buenos cuartos de hora y disfrutamos más que con cualquiera de las otras entradas del interior con cuyas transmisiones suele torturarnos el canal estatal. Tal es la magia que tiene Oruro en carnavales y tal es su carácter integrador que para muestra un botón. Algunas cápsulas de lo que fue el Carnaval de Oruro en 2012. Los Yungas y el Chaco reunidos en Oruro por obra y gracia de la Virgen del Socavón.

Carnaval de Oruro 2013, fotos del carnaval de Oruro 2013, imágenes del carnaval de Oruro 2013, fotos del primer convite carnaval de Oruro 2013, imágenes del primer convite carnaval de Oruro 2013, virgen del socavón, iglesia del socavón, fotos de Tupiza, imágenes de Tupiza, música de Tupiza, danzas de Tupiza, música de los Yungas, música del chaco boliviano, imágenes de Oruro, fotos de Oruro, videos primer convite carnaval de Oruro 2013, videos de música chicheña.

Carnaval de Oruro V. 2012 Final

¿Quieres lo mejor? Aquí tienes lo mejor. Puedes irte a La Paz, Cochabamba, Potosí o Sucre donde encuentras similares, pequeñas réplicas y fiestas menores en versiones demo y beta pero lo que vives en Oruro no lo encuentras en ningún otro rincón de Bolivia ni en América Latina ni en el resto del mundo. Vale la pena irse a ver el Carnaval de Oruro y encontrarse y conocer a su santa Virgen del Socavón.

Oruro es una ciudad santa no solo porque gran parte de su población es seguidora del San José, el club de fútbol más popular de la región, sino también porque Oruro es para los bolivianos lo que es la ciudad santa de La Meca para el mundo musulmán pero muchísimo mejor y más divertido pues aquí además de peregrinar hasta la Iglesia de la Virgen santa del Socavón lo haces bailando y cada paso que avanzas es retribuido con los aplausos y el entusiasmo de la gente. Los carnavales en Oruro son un híbrido entre fiesta religiosa y una sobredosis de diversión en lugar de sólo diversión como sucede en la mayoría de los carnavales del resto del mundo. Visitar Oruro en carnavales es vivir una experiencia única e irrepetible porque además tiene el mérito de integrar el país entero con danzas del norte y del sur de Bolivia como la saya Afro Boliviana de los Yungas de La Paz o las chacareras tarijeñas, el sur de Potosí y del Chaco boliviano. Caporales San Simón tiene bloques con danzantes de Oruro, La Paz, Cochabamba, Sucre y Santa Cruz !!!



Vale la pena trasnocharse durante tres noches seguidas, empezando el viernes en la velada previa al día de la entrada del sábado donde pasamos cantando y bailando el día entero tratando de sobrevivir la noche y llegar de madrugada a la Iglesia de la Virgen del Socavón para asistir al “Saludo al Alba”, una oportunidad única en el año para encontrarse con todo mundo: compañeros y ex compañeros de colegio, universidad, trabajo, novias, ex novias, amigos, enemigos, mascotas extraviadas, etc. Este año sin embargo no tuvimos ni fuegos artificiales ni las “guerras de bandas” que se armaban en pasados carnavales quizás porque la lluvia lo frustró pero de todos modos estamos listos para la maratón del domingo que se empañó con una intensa lluvia por la tarde para calmarse casi al anochecer después de lo cual vino un inmisericorde frío trató de doblegarnos sin conseguir su objetivo de mandarnos a casa a dormir. Así y dando pelea al frío armados de coñac, ron y singani sobrevivimos a otra noche orureña para finalmente decirle adiós a Oruro mientras su Virgen del Socavón nos despedía con una lluvia suave de madrugada e invitándonos a venir a visitarle en 2013 para rezarle y darle gracias por los buenos momentos pasados gracias a ella y las plegarias concedidas. Amén.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores