El fuego arrasa el Parque Nacional Tunari

Hay tres cosas que disfruto mucho cada vez que visito Cochabamba: la compañía y hospitalidad de la familia, las palizas de San José al Wilstermann y la hermosa vista que representan los montes y la vegetación del Parque Nacional Tunari. Por desgracia este parque, el medio ambiente de Cochabamba y Bolivia están siendo consumidos por el fuego y la irresponsabilidad de la gente.

Viernes 13 de Agosto: El fuego aún no es significativo aunque el daño el irreparable. La columna de humo aún no es muy grande pero se alcanza a ver apenas uno está entrando a la ciudad.

Ya en la noche del mismo día, los fuertes vientos que iban de oeste a este avivaron el fuego por la noche.

Sábado 14 de Agosto: El sol aún no había salido en el norte de la ciudad de Cochabamba pero ya se veía el efecto del fuego del día anterior: denso humo.

Más tarde ese mismo día y ya a media mañana. Este era el panorama que se mostraba.

Siempre ese mismo día, este era el panorama que se mostraba en un punto bastante alejado del centro de la ciudad (Colcapirhua) en donde antes podíamos apreciar claramente la cordillera de Cochabamba al norte, ahora cubierta totalmente por el humo.

Domingo 15 de Agosto: Aparentemente el fuego estaba ya por extinguirse pues el humo era muchísimo menos que el día anterior pero sin duda el fuerte que se vino por la tarde avivó el poco fuego remanente y comenzó así un incendio de proporciones.

El humo se vá hasta la ciudad. Vean como cubre casi completamente la colina y al Cristo de la Concordia a la derecha.

El fuego ha crecido y se ha hecho incontrolable. El viento expande el fuego que inicialmente parece que se había iniciado en el medio de dos montes hacia arriba y amenaza con extenderser hacia la parte de abajo.

El fuego avanza hacia la parte de abajo, hay algunas zonas ya urbanizadas al pie de los montes del Parque Tunari y se puede ver ya a la gente movilizándose, a un grupo del Ejército, del SAR y una sirena.

El panorama ya al anochecer. Salvando las lógicas distancias, la escena nos recuerda al paisaje de un volcán en plena erupción. Estamos aún lejos del lugar del fuego pero el humo ya ha llegado hasta nosotros.

Anuncios

Dime qué opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s