Trepando los verdes cerros del norte de Cochabamba

00Llegando en bus desde Oruro y saliendo de Quillacollo por la Av. Galindo hasta la terminal de Cochabamba. Al fondo en el norte de la ciudad, los cerros del Parque Nacional Tunari.

000Ya en el norte de la ciudad, justo a los pies de los cerros del Parque Nacional Tunari. Aquí una vista parcial del centro de Cochabamba. Arriba a la izquierda con un poco de esfuerzo se puede distinguir en algo la silueta del Cristo de la Concordia y un poco más a la derecha la laguna Alalay. Al fondo el aeropuerto Jorge Wilstermann.

01Mientras subimos, hay algunos tramos que facilitan el ascenso. Ahora hay muros, alambrados y caminos de automóvil en lugares donde antes solo había piedras y pastos. La zona está urbanizándose peligrosamente en desmedro del paisaje y las áreas verdes allá arriba.

02Seguimos subiendo y encontramos esta especie de represa artificial que la gente ha construido precariamente para bañarse y lavar su ropa. La mayor parte del agua acumulada es de lluvia y de vez en cuando desvían el curso del arroyo que baja del parque para llenarla.

03Aquí la cordillera de Cochabamba, otra vista clásica y privilegiada de la ciudad con el cerro Tunari con más de 5 mil metros de altura, cubierto de nieve y rodeado de nubes. Abajo a sus pies se puede ver parte de Quillacollo y Tiquipaya.

car001Tropezándonos, cayéndonos y con algunos moretones llegamos un poco más arriba hasta dar con uno de los arroyos que bajan del parque. Es cada vez más difícil seguir subiendo para llegar a las cascadas y la  cima parece inalcanzable como se puede ver en la toma de la derecha.

car002Uno de los arroyos que bajan del parque. No exagero si digo que arriesgamos el pellejo para llegar hasta aquí porque el camino es resbaloso y cuesta arriba como se ve. Hemos subido de cuatro patas aferrados al piso de piedra como moscas y falta aún más para alcanzar la cima que se ve en la toma de la izquierda bien arriba y al centro con algo que si no es un ovni, es un ave de rapiña.

car003Uno de las pocas áreas estables en el camino de subida, llegar hasta aquí es un alivio y casi un triunfo tomando en cuenta que no llevamos equipo para subir montañas, sólo ropa deportiva, gorras, agua y un par de naranjas para recargar fuerzas.

car004Estamos ya lejos de la ciudad y más lejos aún de la cima. En este punto desaparece la señal de teléfono móvil así que si llegara a pasarnos algo estamos jodidos.

car01Parece que la cima ya está cerca pero el camino es cada vez más empinado. Después de subir por algo más de dos horas, hemos llegado al punto final de nuestro recorrido pues aquí es donde sí necesitamos equipo de montaña para seguir subiendo y como no tenemos hay que resignarnos y consolarnos tomando un baño aprovechando esta linda cascada aunque el agua esté helada.

car06Nuestro guía sin el cual no habría sido posible llegar hasta aquí, su enorme experiencia se pone en evidencia cuando llegó hasta aquí sin moretones, raspones, torceduras de tobillo o calcetines mojados, a diferencia de nosotros. Gracias Ricardo…

car07

Dedicado a mi querido tío Osvaldo, excombatiente de la guerrilla de Ñancahuazú y que Dios lo tenga en su santa gloria.

ospalto

Dime qué opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: