Juan Mendoza: El héroe orureño que la ignorancia desempolvó

La ignorancia de las autoridades orureñas fue la que hizo posible que el nombre del ilustre orureño don Juan Mendoza y Nernuldes saliera del baúl de recuerdos que guarda la rica historia de Oruro para volver a cobrar vigencia en este siglo XXI de una manera tal que quizás no había ocurrido desde el siglo pasado. Hoy el héroe y pionero de la aviación boliviana está más vivo que nunca.

juanmendozamilitar

Debo reconocer que hasta antes del jueves 7 de febrero de 2013, lo único que sabía de Juan Mendoza es que era un aviador orureño y que el aeropuerto de Oruro hasta ese día llevaba su nombre como homenaje a sus acciones heroicas, nada más. Eran datos que sin embargo ya los tenía en mi “disco duro” desde muy pequeño aunque no recordaba con exactitud la fuente de tal información que probablemente fue alguna profesora de la escuela primaria. Todo eso cambió aquel jueves de comadres cuando un puñado de autoridades amparadas en el abuso del poder decidió maliciosamente borrar su nombre de la historia con propósitos mezquinos y en circunstancias nada transparentes, ampliamente documentadas y por demás comprobadas.

Lo que no pensaron estas autoridades es que el nombre de Juan Mendoza estaba tan arraigado en la memoria y el corazón de los orureños, que su reacción ante tal infamia fue algo que no tiene precedentes inmediatos en la historia de Oruro, una ciudad ya acostumbrada sin embargo a las protestas sociales en las que cada grupo por su cuenta luchaba solo por intereses propios y sectoriales. Ahora en esta ocasión el respeto por la memoria y la historia orureñas fue el estandarte para una «guerra» que unió a obreros, universitarios, maestros, comerciantes, mineros y pueblo en general para decirle a sus autoridades que el autoritarismo y el abuso de poder del que hace gala el gobierno en el resto del país no tienen cabida en Oruro.

En verdad fue una guerra, una guerra declarada por las mismas autoridades locales desde el momento que intentaron borrar parte de la historia orureña con el soporte y complicidad de autoridades nacionales que no escatimaron en gastos y esfuerzos intentando descalificar las protestas legítimas de los ciudadanos orureños acusándolos de ser sus enemigos políticos, montando historias de conspiración, inventando y fraguando pruebas, persiguiendo periodistas, dirigentes, ciudadanos, amenazándolos e intimidándolos con prácticas que no se veían desde las dictaduras de principios de los años 80. A todo eso debe sumarse el miserable intento de manchar la memoria y la trayectoria del ilustre ciudadano don Juan Mendoza maquinando toda clase de ofensas, injurias, calumnias y falsedades en su contra que por increíble que parezca vinieron de orureños malagradecidos con la tierra que los viera nacer que les dio todo y a la cual traicionaron por quedar bien con quienes ostentan el poder y el autoritarismo en lugar de escuchar y apoyar a la gente que confió en ellos dándoles su voto para hablar por ellos.

Al final nada de ello resultó para convencer a los ciudadanos orureños comprometidos con la historia de Oruro, agrandados en su conciencia y civismo con cada una de las mentiras fabricadas en torno a su persona y en contra de quienes salieron a las calles a defenderlo. Fueron conmovedoras y emotivas jornadas de lucha lideradas por valientes mujeres que le dieron el norte a una lucha de más de cuarenta días en contra de la indiferencia, el menosprecio y la soberbia de sus autoridades, miserias que después de todo debemos agradecer los orureños pues fueron las que desempolvaron y agrandaron la figura de don Juan Mendoza, figura quizás desconocida para las nuevas generaciones y olvidada para las más viejas pero ahora con una renovada presencia e importancia dentro de la historia no solo de Oruro, sino de Bolivia que parece haber descubierto a su piloto orureño, pionero de la aviación boliviana y héroe de la Guerra del Chaco.

Es de esperar que el nombre del Aeropuerto Internacional de Oruro no lleve más el nombre de don Juan Mendoza producto del rencor, el resentimiento y el hambre de revanchismo que le tienen hacia Oruro quienes sirven al gobierno y que harán lo posible para que las leyes sean manipuladas en contra de la historia y las demandas populares.  De todos modos no pudieron con el intento de poner al presidente cocalero por encima del ilustre aviador que hoy por hoy es el orureño de moda, el más notable, querido y respetado incluso por aquellos que aún no habíamos nacido cuando dejó de existir en el siglo pasado y al que sin embargo hoy llevamos en hombros por las calles de Oruro, igual que hace más de 90 años en la planicie de Papelpampa.

 

Anuncios

Lo mejor de Bolivia se muestra en Oruro

Hasta el día en que Bolivia tenga una economía de primer mundo, sistemas de salud y educación de primera o tecnología de punta craneada y manufacturada en el país, lo mejor de Bolivia seguirán siendo su música, danzas y tradiciones. Y hasta que el mundo llegue a su fin, lo mejor de Bolivia seguirá mostrándose en Oruro: la Zona Cero del folklore de Bolivia.

Finalmente nos la arreglamos para llegar y presenciar este botón de muestra que fue el primer convite del Carnaval de Oruro 2013. Tarde, muy tarde (23:08 en el reloj del móvil) llegamos a la Avenida Cívica con la esperanza de ver algo de lo que restaba de la maratón de baile y devoción que empezó temprano en la mañana del 11 de noviembre de 2012. Faltaban por entrar tan sólo tres conjuntos de los más de 48 así que nos perdimos de la gran mayoría pero eso sí: ninguno nos decepcionó empezando con los caporales de la Universidad de San Simón de Cochabamba que debieron ser uno de los primeros en entrar por la mañana por el “castigo” impuesto por la ACFO. Luego se aclaró que no hay vínculo alguno entre los dos conjuntos de caporales así que toda duda quedó despejada.

 

Después una bonita sorpresa: un grupo de chicas muy alhajas y chicos pintudos cantando y bailando al ritmo de lo que parecía ser una tarqueada. Por los colores (rojo y azul) que lucían creí que se trataba de algún conjunto de la universidad pero a la pregunta de “¿Where are you?” o “¿Where you come from?” respondían bailando: “We are chicheños”, “Tupiza !!!” y el entusiasmo y la alegría eran tan pegajosos que no pude entrar en mayores detalles tales como si lo que escuchábamos era en efecto una tarqueada tocada con tarkas o pinkillos. Solo atiné a responderles: “Welcome to Oruro…”. Así no más es: Oruro reúne a toda Bolivia en su carnaval, a toda su gente y a todas sus regiones: Yungas, el Chaco, oriente, occidente, norte y en este particular caso al sur de Bolivia.

Y hablando del sur y del chaco boliviano, más chicas alhajas y chicos pintudos bailando chacarera en lo que fue el último conjunto en pasar por la Avenida Cívica y en darle el saludo a la Virgen del Socavón. El reloj del móvil marcaba casi la media noche y sería lo último en mostrar pues la batería no daba más así que fué imposible ya registrar alguna otra imagen. No puedo negar que al verlos bailar chacarera me entran ganas de tener algunos años menos y meterle con todo en alguna maratón de chacarera en el mismísimo Chaco boliviano. Así pasó nuestro primer convite para 2013, vinimos tan solo para ver tres conjuntos pero pasamos tres buenos cuartos de hora y disfrutamos más que con cualquiera de las otras entradas del interior con cuyas transmisiones suele torturarnos el canal estatal. Tal es la magia que tiene Oruro en carnavales y tal es su carácter integrador que para muestra un botón. Algunas cápsulas de lo que fue el Carnaval de Oruro en 2012. Los Yungas y el Chaco reunidos en Oruro por obra y gracia de la Virgen del Socavón.

Carnaval de Oruro 2013, fotos del carnaval de Oruro 2013, imágenes del carnaval de Oruro 2013, fotos del primer convite carnaval de Oruro 2013, imágenes del primer convite carnaval de Oruro 2013, virgen del socavón, iglesia del socavón, fotos de Tupiza, imágenes de Tupiza, música de Tupiza, danzas de Tupiza, música de los Yungas, música del chaco boliviano, imágenes de Oruro, fotos de Oruro, videos primer convite carnaval de Oruro 2013, videos de música chicheña.

Carnaval de Oruro Versión 2012

Lo que se vive en Oruro no se encuentra en ningún otra parte de Bolivia ni en América Latina ni en el resto del mundo. Oruro es una especie de ciudad santa no solo porque gran parte de su población es seguidora del San José, el club de fútbol más popular de la región, sino también porque Oruro es para muchos bolivianos lo que es la ciudad santa de La Meca para el mundo musulmán pero muchísimo mejor y más divertido pues aquí además de peregrinar hasta la Iglesia de la Virgen santa del Socavón lo haces bailando y cada paso que avanzas es retribuido con los aplausos y el entusiasmo de la gente. Los carnavales en Oruro son un híbrido entre fiesta religiosa y una sobredosis de diversión en lugar de sólo diversión como sucede en la mayoría de los carnavales del resto del mundo. Visitar Oruro en carnavales es vivir una experiencia única e irrepetible porque además tiene el mérito de integrar el país entero con danzas que vienen del norte hasta el sur de Bolivia.

Tigo

Interesante fue la escenografía montada en la calle La Plata, una de las rodean Plaza 10 de Febrero que literalmente fue tomada por la telefónica privada TIGO con un resultado interesante: graderías seguras, bien armadas que contaban incluso con seguridad privada en todo el tramo desde la Bolívar hasta la Adolfo Mier donde otra telefónica privada VIVA hizo lo suyo aunque menos vistoso que su rival. Aquí un resumen gráfico obtenido con la vieja SONY desde la plaza principal de Oruro.

 

001

003

004

006

008

010

012

014

015

016

018

020

021

024

025

026

028

029

030

032

034

036

038

040

042

044

046

048

049

050

051

052

053

054

055

056

057

058

059

060

061

Valió la pena trasnocharse durante tres noches seguidas, empezando el viernes en la velada previa al día de la entrada del sábado donde pasamos cantando y bailando casi el día entero tratando de sobrevivir la noche y llegar de madrugada a la Iglesia de la Virgen del Socavón para asistir al “Saludo al Alba”, una oportunidad única en el año para encontrarse con todo mundo: compañeros y ex compañeros de colegio, universidad, trabajo, novias, ex novias, amigos, enemigos, mascotas extraviadas, etc. Este año sin embargo no hubo tal, ni fuegos artificiales ni las “guerras de bandas” que se armaban en pasados carnavales quizás porque en esta ocasión la lluvia lo impidió. El domingo de carnaval se empañó con una intensa lluvia por la tarde para calmarse casi al anochecer después de lo cual vino un inmisericorde frío que trató de doblegarnos sin conseguir su objetivo de mandarnos a casa a dormir temprano.

Así y dando pelea al frío armados de con un poco de singani mezclado con leche caliente, sobrevivimos a otra noche orureña para finalmente decirle adiós a Oruro en la madrugada del lunes mientras su Virgen del Socavón nos despedía con una lluvia suave invitándonos a venir a visitarle en 2013 para volver a rezarle y darle gracias por los buenos momentos pasados, las plegarias escuchadas y concedidas.

000

Revive versiones anteriores del Carnaval de Oruro en imágenes:

Carnaval de Oruro 2008

Carnaval de Oruro 2011

Carnaval de Oruro 2015

Carnaval de Oruro 2016

Videos del Carnaval de Oruro 2012 en pequeñas cápsulas